Instituto de Constelaciones Familiares / Brigitte Champetier de Ribes

Movimiento interrumpido

Así llamó Bert Hellinger a la neurosis consistente en tener una rabia descontrolada hacia las personas que uno mas ama. Esta rabia es provocada por una separación precoz de la madre, en una época en la que el niño no es capaz de llorar de pena o de hacer el duelo de la persona que le falta.

1. Cuando el bebé se ha quedado en la incubadora

Se va a tumbar en el suelo, representándose a sí mismo en la incubadora y a un metro de distancia una almohada que represente a su madre.

Cada día va a estar entre 5 a 10 minutos en esta escena. Y poco a poco verá que su cuerpo empezará a moverse muy lentamente, cómo para alcanzar a la mamá.

Hasta que un día llegue a abrazar a la almohada que representa a la madre.

Durante todos los días de este proceso va a empezar a vivir muchas emociones como impotencia, miedo, vergüenza, soledad. Las acoge con mucho cariño, permitiéndoles estar hasta que se agoten.

Cuando estas emociones vuelvan, más adelante, necesitará hacer el ejercicio INTEGRAR TRAUMAS Y CONFLICTOS.

2. Cuando la criatura fue separada de su madre entre su nacimiento y los 5 años

La persona dispone el espacio así:

A un extremo de la habitación coloca una silla que represente a la madre, o la persona de la que fue separada.

Al otro extremo, la persona misma. En cuestión de segundos  volverá a la edad que tenía cuando ocurrió la separación.

Hará este ejercicio de reconexión con la madre durante 5 a 10 minutos todos los días. La meta del ejercicio es que consiga ir desde un extremo del lugar hasta el otro extremo donde está su madre para abrazarla.

El movimiento será muy lento. Algunos días sólo podrá avanzar unos centímetros. Sentirá mucho bloqueo, miedo, vergüenza, soledad, ira. Hasta que al final el amor lo desborde.