Bert Hellinger / Los textos citados son las transcripciones autorizadas por el mismo Bert Hellinger de sus entrenamientos y conferencias. Algunos son extractos de sus libros.

Semana Santa

Revista Hellinger, Junio 2008

La exclusión y sus efectos

La causa común de muchos problemas son las personas rechazadas o excluidas a las que no se mira. Casi siempre están en el origen del problema. Pero es frecuente que no sólo el individuo que padece el problema sino que su familia también excluye a alguien. Es cierto que a veces la exclusión es una decisión personal, pero en la mayoría de los casos, la ha decidido otro miembro familiar y no se sabe más quién fue ni quién es la víctima. Entonces, el excluido se apodera de uno u otro y lo utiliza para obtener su reintegración.

¿Cómo acontece esta “toma de poder” sobre alguien? Pues, en muchos casos, a través de una enfermedad. ¿Cuál es nuestra actitud, cuando estamos enfermos? Nos queremos deshacer de la enfermedad. Un impulso de exclusión frente a ella se manifiesta en nosotros, recordando la expulsión de un individuo. Por lo tanto, ayudamos al enfermo si vamos con él en busca de alguien rechazado por él mismo o por otros en su familia. Al encontrar a esta persona y al aceptarla de nuevo en el seno familiar, se da un increíble efecto sanador. El movimiento fundamental de la sanación está al opuesto de lo que creemos: en lugar de deshacernos de algo, lo aceptamos y lo integramos. Es el retorno, si lo entendemos. Si los terapeutas supieran el buen efecto de esta acción, podrían ayudar con mayor eficiencia.