Instituto de Constelaciones Familiares / Brigitte Champetier de Ribes

Lo que rechazo de mi misma/o

Dos personas.

Una vez centrados, uno dice “soy lo que rechazo de mi mismo, y tú haces de mi”.

Y cada uno se deja llevar, muy centrado, por lo que surge de su cuerpo.

Si uno de los dos mira el suelo se coloca un cojín dónde tiene la mirada, o si se tumba se coloca el cojín a su lado, en sustitución de un muerto.

Si la situación se estanca, se detiene la constelación, descansan unos segundos y retoman.

Nadie puede forzar o hacer daño al otro.

No es oportuno que dure más de veinte minutos.

Esta constelación es muy poderosa.