Instituto de Constelaciones Familiares / Brigitte Champetier de Ribes

Integrar lo masculino y lo femenino

Uno alcanza la máxima fuerza en su vida cuando integra y fusiona en si mismo su parte masculina y su parte femenina.

En grupos de 3 personas.

La persona se representa a sí misma, los otros dos representan, uno, la parte masculina de la persona, el otro la parte femenina de la persona.

Y dejamos que se desarrolle la constelación en silencio.