Bert Hellinger / Los textos citados son las transcripciones autorizadas por el mismo Bert Hellinger de sus entrenamientos y conferencias. Algunos son extractos de sus libros.

Ayudar a los hijos

Septiembre 2006

Me muero en tu lugar

He trabajadolargo tiempocon hijos y hijos con sus padres y maestros. Y he visto lo siguiente: Cuando un niño no quiere aprender más en la escuela, a menudo quiere morir. Entonces se dice asimismo: ¿para qué aprender más? No es que simplemente quiera morir. Es que quiere morir en lugar de alguien. Le dice a otro de su familia:"me muero en tu lugar". Esto es muy frecuente.

Hace poco vino una familia a uno de mis cursos: el hombre, la mujer y dos hijos. El hijo menor era tan agresivo en la escuela que estaba a punto de ser echado de allí. Bueno, vinieron estos cuatro a verme y se sentaron a mi lado. Eché un vistazo a la mujer y me di cuenta en seguida de que ella quería morirse. Para mí estaba todo súbitamente muy claro: el hijo es agresivo porque quiere mantener a su madre en vida. Decidí trabajar sólo con ella.

Llegué a saber que su madre había tenido un primer novio, a quien había querido mucho. Este hombre había muerto en un accidente de moto. Por lo tanto, configuré asumadre. Se pudo ver que ella miraba al suelo. Entonces coloqué a un hombre allí donde miraba. En seguida se hizo obvio que la madre estaba atraída por este hombre. El era su amor. Luego puse a la mujer frente a su madre. Se pudo ver que esta mujer había dicho a su madre, en su corazón: es mejor que yo muera en tu lugar. No lo había hecho pero había sentido esto toda su vida. Su hijo había percibido en su interior que su madre deseaba morirse y le había dicho: «me muero en tu lugar».

¿Cual era aquí la solución? En esta constelación, la madre de la señora le dijo a su hija:»Ahora me quedo, ahora estoy aquí para ti». De inmediato se iluminó el rostro de la mujer y madre e hija se abrazaron cariñosamente. Ahora la mujer no precisaba sentirsemásal borde de la muerte.

Entonces se apoyó de espaldas contra su madre y yo le acerqué el hijo frente a ella- él tenía unos diez años de edad. Ella le dijo al hijo:"ahora me quedo". El hijo se le acercó y apoyó la cabeza en su pecho. No necesitaba más ser agresivo.

En realidad, estos hijos que parecen tan difíciles y causan problemas, están llenos de amor.

La pregunta es: ¿como podemos ayudarles? Si hubiera trabajado únicamente con el niño, ¿habría conseguido ayudarle? No. Es esencial abarcar el sistema entero en la visión, incluyendo a todos con amor. Se pudo ver cómo la familia cambio cuando una persona olvidada fue reintegrada.

Ahora está el alma en movimiento. ¿Qué es este movimiento? Puro amor. Esto es el verdadero movimiento en fin de cuenta. Pero a veces el amor se disfraza y requiere un ojo entrenado para ver este amor.

Contenido

En Japón, una pareja con la cual había trabajado el día anterior me trajo a su hijo en la pausa del mediodía, para presentármelo.

El niño pegaba con insistencia a sus padres, agresivamente. Me di cuenta de que estaba inseguro, probablemente había sido separado durante bastante tiempo de su madre. Lo cogí simplemente en mi regazo. Se defendió con mucha fuerza pero mantuve mi sujeción, del mismo modo que en la terapia decontención, es decir hasta que no se pudo mover más. Después de un rato lo entregué a su padre, para que él también lo sujetara. Aquí también el niño se defendió violentamente y le escupió en la cara al padre. Pero el padre no lo soltó. La madre incluso ayudo a sujetarlo con firmeza.

Luego me fui a almorzar.

Al volver, el niño dormía dichoso en brazos de su madre. Más tarde, al irse la familia a casa, el niñoen brazos dela madre, me hizo una señal de despedida con una gran sonrisa.

Podéis leer más acerca de la terapia decontenciónen el libro"Si supierais cuanto les quiero", de Jirina Prekop y yo mismo, y como se puede ayudar así a hijos difíciles.