Bert Hellinger / Los textos citados son las transcripciones autorizadas por el mismo Bert Hellinger de sus entrenamientos y conferencias. Algunos son extractos de sus libros.

Hellinger Sciencia

Revista Hellinger, Marzo 2008

Te dejo en paz

Hellinger, a Carola: ¿Cuál es tu asunto?

Carola: Tengo una hermana gemela fallecida, y siento miedos y depresión.

Hellinger: ¿Cuándo murió la gemela?

Carola: A la edad de un año y quince días.

Hellinger: ¿Quién es la mayor de las dos?

Carola: Yo.

Hellinger: Colocaremos a dos personas: tu hermana y tú.

Carola configura a dos representantes, de modo que las dos personas se dan la espalda.

Hellinger, a la representante de Carola: ¿Qué tal estás?

Representante de Carola: Siento un punzado en el pulmón y el corazón. Me siento sola y con angustia. No sé lo que hay detrás de mí. Siento algo pero no sé lo que es.

Hellinger, a la gemela muerta: ¿Qué tal estás tú?

Representante de la hermana muerta: Me siento también sola, pero liviana. No siento ningún lazo con lo que hay atrás, más bien estoy flotando. Se ríe. Bueno, me siento bien.

Hellinger, al grupo: La muerte no tiene nada difícil para los niños.

A Carola: Cuando les dejamos, cuando les dejamos retirarse. Rilke dice en las Elegías de Duino, hablando de los que parten pronto, que se les dificulta la ida cuando nuestro duelo se hace pesado. Nuestro dolor impide su movimiento liviano. Pudiste ver aquí ese movimiento. Colócate ahora en tu sitio.

¿Cómo te sientes ahí?

Carola: Me tira hacia abajo.

Hellinger desplaza a la hermana gemela hacia su izquierda, en su campo de visibilidad.

Hellinger, a Carola: ¿Y ahora?

Carola: La veo.

Hellinger, a la hermana: ¿Y tú, qué tal?

La gemela: Me sigue yendo bien.

Hellinger, a Carola: Mírale.

A la hermana muerta: Tú no tienes por qué mirarle. Mira en tu dirección.

A Carola: Dile: “Te dejo retirarte con amor”.

Carola: Te dejo retirarte con amor.

Hellinger: “Más tarde, vendré también”.

Carola: Más tarde, vendré también.

Hellinger: ¿Cómo suena eso?

Carola: Tan extraño.

Hellinger: Colócate detrás de ella. ¿Y ahora?

Carola: Me caigo hacia atrás. Retrocede unos pasos.

Hellinger: ¿Cómo estás?

Carola: Estoy bien.

Hellinger: Dile otra vez: “Te dejo retirarte con amor”.

Carola: Te dejo retirarte con amor.

Hellinger: “Más tarde, vendré también”.

Carola: Más tarde, vendré también. Respira fuerte.

Hellinger: ¿Qué tal?

Carola: Bien.

Hellinger: ¿Cómo es eso para la hermana gemela?

Hermana gemela: Me noto bien. Es una buena sensación. Siento un amor profundo por ella. Me alegro también, cuando venga.

Hellinger, a Carola: Con eso, lo dejamos.