Bert Hellinger / Los textos citados son las transcripciones autorizadas por el mismo Bert Hellinger de sus entrenamientos y conferencias. Algunos son extractos de sus libros.

Revista independiente Hellinger

Revista Hellinger, Marzo 2006
Traducción de Patricia Sánchez

La sabiduría del caminante

Una atención benevolente

Cuando pongo una atención benevolente en otro ser humano, un objeto o un deber, me alejo de mí mismo, me adapto a otro o a eso; me siento atraído por él, lo percibo atentamente. voy hacia él con interés y amor; me uno interiormente y me uno a él y nos convertimos en Uno durante un tiempo.

La atención benevolente es olvido de si mismo, sin que por ello me pierda.

Estoy, por así decirlo, fuera de mí y en mí.

¿Cómo es posible?

La atención benevolente viene del alma. Acompaña al alma, logra algo esencial en el otro, en el objeto, en el deber.

Sin embargo, eso que es esencial nunca es externo, está más allá de lo que podemos percibir por los sentidos, dentro de un espacio que nos rodea y en el que yo y el otro, hacia el que me vuelvo con benevolencia, nos encontramos.

En esta atención benevolente, somos "más" que antes.

Puede que la vida y su realización no sean más que atención benevolente interrumpida.

El intervalo entre dos momentos de atención benevolente es para nosotros como tiempo perdido.

Sin embargo, en la atención benevolente, el tiempo pasa como una flecha y lo vivimos como algo consumado.