Bert Hellinger / Los textos citados son las transcripciones autorizadas por el mismo Bert Hellinger de sus entrenamientos y conferencias. Algunos son extractos de sus libros.

Sabiduría en el camino

Revista Hellinger, Junio 2008

La serenidad

Sereno es aquel que puede soltar la preocupación o el tumulto del corazón al sufrir un insulto, una humillación o una calumnia. Sereno es también aquel que puede dejar atrás viejos sueños, exigencias del pasado y reproches remotos, liberando su corazón y brindándole sosiego, recogimiento y disposición para lo que ahora se perfila y se ofrece.

Sereno se encuentra aquel que perdona, permitiendo que lo pasado sea pasado, sin arrastrarlo al presente. Esta serenidad es fuerza sin emoción, una actitud de entrega recogida abierta hacia el instante presente y el futuro.

Manejar los pensamientos

Mujer: A veces, hay pensamientos que no quiero tener porque me temo que después se hagan realidad.

Hellinger: Es cierto. Si piensas en ello, eso mismo pasa.

Mujer: ¿Qué debo hacer, pues? ¿Dejar que pase?

Hellinger: lo puedes manejar. La pregunta es: ¿Cómo? En sintonía con un movimiento del espíritu.

Imagina que viene alguien hacia ti por la calle, talvez un tipo desagradable. Si piensas “ahí va un tipo desagradable”, él lo nota en seguida. Pero si piensas: “él también se mueve por ese espíritu. Me dirijo a él con la misma benevolencia que el espíritu”, él lo nota también. Entonces, has logrado mover algo con tu pensamiento. No por ti sola sino en sintonía con un movimiento del espíritu.

La rabia

Sólo los niños se enfurecen. Los adultos no, a no ser que se vuelvan niños de nuevo. Esa rabia proviene de una decepción. Un adulto actúa sin rabia pero con fuerza, creando orden con fuerza.

Depresión

¿Cómo actuamos con un depresivo? Mirando a sus padres y dejando que brille el sol sobre ellos.

Limites

Con respecto a los límites, existe una frase muy sencilla que podemos decir, cuando se presenta el caso: estoy aquí y tu ahí. Punto.