Bert Hellinger / Los textos citados son las transcripciones autorizadas por el mismo Bert Hellinger de sus entrenamientos y conferencias. Algunos son extractos de sus libros.

Método Bert Hellinger ®.

Ecole Hellinger de Paris. 2006

Constelaciones Familiares y Sistémicas - Método Bert Hellinger

Es la única denominación que garantiza un enfoque de la constelación en sintonía con las últimas evoluciones del método. A partir de ahora la Constelación Familiar se separa en dos ramas: el enfoque inicial, fijado y el enfoque avanzado, en movimiento.

El método avanzado de Bert Hellinger permite liberarnos del pasado familiar que cada uno expresa involuntariamente a través de sus sentimientos, deseos, comportamientos y reacciones. Estos vínculos invisibles de amor que generan nuestra vida y que cada uno metaboliza a su modo en su vida cotidiana ya sean una limitación o un malvivir crónico se desvelan en las Constelaciones Familiares y Sistémicas- método Bert Hellinger.

De esa forma la puesta en escena de la estructura familiar por medio de representantes nos da una nueva visión global liberada de las impresiones y emociones personales de nuestros ancestros. Cada uno siente la verdad de la historia familiar, hasta entonces secreta o deformada. Igualmente, descubrimos que nuestros síntomas suelen ser la consecuencia de un gran amor ciego e inconsciente que dirige nuestra existencia.

Estos intensos momentos reveladores permanecen grabados en nosotros, nos tocan en lo más hondo. Lo que explica el impacto de una constelación, a pesar de su brevedad.

Descripción

La Constelación Familiar se practica en grupo. A partir de la mención de acontecimientos que tocan sus vínculos con los miembros de su familia; muerte precoz de padre o madre, accidente, pérdida de un miembro de la familia, hechos de guerra, adopción, muerte de un niño…, un participante escenifica la imagen de su sistema familiar, colocando a los representantes (otros participantes) de su familia. Al trabajar con el animador y el grupo sobre las sensaciones corporales y emocionales de los representantes, el participante descubre SU lugar, SU familia así como el pasado problemático que no es el suyo.

El arte de constelar

El resultado depende del constelador, del representante y de la persona constelada.

Constelador

El papel del constelador es primordial. Su fuerza depende de si sólo ha elegido a la persona, ya que esta ha pagado su constelación, o si la siente realmente preparada: preparada a ver lo que la constelación le descubre, dispuesta a mantener totalmente abierta esta puerta, dispuesta a andar en la nueva dirección, dispuesta a aceptar la solución de la Constelación.

El constelador demostrará una percepción aguda en la elección de los constelados y de los representantes para detectar la mejor disposición interna sin perseguir ninguna intención. El constelador debe excluirse y aceptar la dirección que tomará la constelación. Solamente un constelador libre de todo juicio moral y sin ideología ética, en armonía consigo mismo y con el mundo tal y como es, puede tomar la distancia necesaria para aportar una solución benéfica y reunificadora al Constelado y su familia. Al apoyarse sobre el proceso profundo e interno, encontrará las pocas palabras necesarias, sin miedo, para acompañar con suma precisión, amor y suavidad la nueva dinámica familiar que permite al Constelado formar parte libremente de su sistema familiar.

Constelado (a)

Se aconseja vivamente que participe al menos una vez antes de pedir una Constelación. Familiarizarse con el método ya permite un trabajo sobre uno mismo. Con sólo observar las Constelaciones de los demás participantes, nuestros sentimientos emergen. Nuestra demanda se hace más clara y seremos capaces de formularla en una sola frase cuando llegue el momento. Si la petición que queríamos verbalizar cambia durante el taller significa que por nuestra simple presencia, hemos conseguido llegar a un nivel más profundo. Nuestra petición refleja nuestro estado de ánimo y este último es sensible a las Constelaciones que se están desarrollando, resuena con las similitudes, los destinos paralelos, el ambiente y la fuerza del grupo.

Representante (s)

Cuanto mayor es el grupo, mas fuerte es para aguantar los destinos gravosos, más fácil será encontrar el representante adecuado. El representante ideal se olvida de si mismo en cuanto lo colocan, ya no pensará en lo que siente en su papel de representante. Deja venir las sensaciones sin juicio, sin interpretación. Es importante que las informaciones que se expresan a través de él permanezcan puras. La más mínima intención deforma la Constelación así como el beneficio para el constelado y su representante. Todos sacan provecho de la Constelación, los observadores, los representantes y el constelado. Única condición para todos: soltar. Soltar es más fácil cuando uno está observando, más fácil cuando uno es elegido espontáneamente como representante, mas fácil si el representante no se siente directamente implicado. Por lo tanto no siempre será el que parece el que debería, como lo piden algunos, pagar menos. Por el contrario es un buen medio que nos informa inmediatamente sobre el grado de conocimiento del constelador.

Duración

Tan diferente como cada ser humano, cada constelación es distinta. Puede ser muy corta, la duración puede variar de cinco a treinta minutos. Allí también, es el constelador el que debe interrumpir en el buen momento. Basta con mostrar la solución y mantenerla el tiempo necesario para que el constelado la reconozca y la admita. Cada segundo de más debilita la fuerza y diminuye el efecto que podría tener.

Resultado

Una Constelación gana en profundidad cuando varios miembros de la misma familia están presentes. Es evidente que su presencia refuerza al sistema y al Constelado. Todos juntos ven, llevan, sienten, reconocen y todos lo admiten. Empieza una reacción en cadena, el sistema familiar aparece y el Constelado se libera.

Síntoma

Gracias a las constelaciones podemos llevar una mirada nueva sobre la enfermedad. Comprender que nuestra enfermedad encuentra su sentido en nuestra historia familiar. Comprender que una enfermedad es una consecuencia, una respuesta lógica a viejos problemas sin resolver. El síntoma es el revelador de un acontecimiento no resuelto de la historia familiar. Se expresa bajo todas las formas posibles de malvivir físico o/y psíquico.


  • Agresividad
  • Angustias
  • Anorexia
  • Autismo
  • Carencia de autoestima
  • Carencia de deseo sexual
  • Carencia de dinero
  • Compulsiones
  • Compulsión obsesiva
  • Dependencia
  • Depresión
  • Dolores físicos
  • Esterilidad sin motivo ginecológico
  • Fatiga crónica
  • Fobias
  • Fracaso escolar
  • Hiperactividad
  • Incapacidad para mantener una relación
  • Incapacidad de intimar
  • Insomnio
  • Malvivir
  • Manías
  • Masoquismo
  • Nerviosismo
  • Obesidad
  • Otitis
  • Paranoia
  • Problemas de pareja
  • Sentimiento de confusión
  • Sentimiento de culpabilidad injustificada
  • Sentimiento o realidad de fracaso permanente
  • Sentirse incapaz
  • Sentirse rechazado
  • Soledad
  • Timidez
  • Traumatismos
  • Tristeza injustificada

Por amor ciego, conciencia y deseo de pertenencia, un sistema familiar repite inconscientemente las enfermedades, desgracias y destinos, dando vueltas sobre si mismo. El método avanzado permite que la familia mire el acontecimiento sin resolver, sin asimilar bajo un nuevo ángulo. El aceptar no luchar más con la enfermedad y sí descubrir su significado oculto permite cambiar el curso de las cosas y evolucionar en una nueva dirección. El mundo evoluciona. No se detiene nada, todo se transforma. Todo está continuamente en movimiento, el método de las Constelaciones Familiares también, igual que Vd. y yo. Cada día ganamos en sabiduría. Que sepamos conectarnos con esta energía.

Elección del constelador

Su propia intuición le guiará en sus elecciones del constelador y de su modo de constelar.

La enseñanza del método de Bert Hellinger® es asequible a todos. Vd. Puede explorar nuestra enseñanza y experimentar nuestro enfoque que evoluciona sin parar. Las Constelaciones se aprenden principalmente por la participación que afina poco a poco la percepción indispensable del futuro Constelador. En su camino de descubrimiento y desarrollo personal, primero se dará cuenta del vínculo que nos conecta a todos. Después podrá seguirlo con confianza para llegar al corazón de cada uno con toda dignidad y humildad. El arte de constelar respeta a cada individuo y a su origen en totalidad.

Lo esencial no es suscribir un código deontológico en el papel. Si está integrado y asimilado a través de la enseñanza recibida, es aplicado en consecuencia.

La actitud interior moldea nuestros pensamientos, nuestra vida y nuestro comportamiento. Aprendamos a ser libres y dejar libres a través de las Constelaciones Familiares y Sistémicas – método Bert Hellinger®.