Bert Hellinger / Los textos citados son las transcripciones autorizadas por el mismo Bert Hellinger de sus entrenamientos y conferencias. Algunos son extractos de sus libros.

Los grandes secretos

Entrenamiento intensivo, Alemania noviembre 2012.

La repetición

Bert Hellinger: Quiero decir algo acerca de un tema que me está ocupando desde hace tiempo. El tema es algo totalmente sencillo. Se trata del PROGRESO. De nuevo es un juego de palabras en alemán, hay un paso hacia adelante y uno hacia atrás. Si me mantengo en mi lugar, sin moverme ni un solo centímetro, pues entonces, de una vez puedo buscar la paz y morir.

Y, ¿por qué reflexiono acerca de esto? Vivencio en mí, que en el momento de repetir algo siento que doy un paso hacia atrás. Toda repetición es un paso hacia atrás. De ahí que en este trabajo no hay repeticiones. En el instante en que pienso “esto ya lo hice y pasó tal o cual”; y si entonces intento repetirlo con la esperanza de que resulte lo mismo que la vez anterior, ¿a dónde he llegado entonces? ¿Sigo estando guiado por una fuerza creadora?

Es decir, en realidad quiero decir algo acerca de la AMPLITUD. En ella, nada se parece a nada; todo es diferente. Hoy por la mañana contemplé los árboles. En el hotel en donde me alojo hay un parque maravilloso. Las hojas de los árboles se movían. Sophie se colocó junto a mí y quedó fascinada con el movimiento de las hojas y yo dije: “es una brisa la que los atraviesa”. Ella dijo: “No, las miré y el movimiento de las hojas fue una respuesta a mi contemplación”.

Se me hizo la luz. Así sucede también con el trabajo de Constelaciones Familiares. Todo lo que aquí se desarrolla y lo que experimento aquí es una respuesta a un movimiento mío. Este movimiento, a menudo es un esperar con atención; y de pronto surge la comprensión acerca de lo que toca hacer y de cuál es el siguiente paso. Eso es lo especial de estos cursos en los que todos participamos.

¿Quién ha visto aquí una repetición? No la hay. Esa fuerza creadora que tiene su efecto detrás de todo, no conoce la repetición. Solo conoce lo nuevo. Creo que en este sentido, vamos a continuar el trabajo el día de hoy, paso por paso, hacia lo nuevo; hacia nuevas comprensiones y sorpresas.

La comprensión verdadera me sorprende, pero no antes, sino exactamente en el instante que toca; y en el que me toca continuar.

Analizar una constelación

Mujer: Después de un trabajo es una tentación muy grande comprender una constelación y analizarla del modo normal. Alguien dijo que se deja, pero son unos movimientos que siguen ahí y mueven mucho.

Hellinger: Sí, es una pregunta muy importante porque a mí también me ocurre. Ayer se desarrollaron varias cosas. Y los movimientos pusieron algo en marcha en todos los participantes y de inmediato comprendí que era demasiado grande lo que aquí se estaba mostrando, como que yo pudiera abarcarlo y comprenderlo. También si lo comprendo, la próxima vez lo podría aplicar. Pero entonces acaba esta amplitud y también se cancela la sorpresa para la siguiente vez. Si algo se queda solo así ahí, sin quererlo clasificar u ordenar como en un muestrario, por un lado nos mantenemos pequeños. Reconocemos que el tema es grande y, por el otro lado, nos mantenemos abiertos para la próxima sorpresa. Tu pregunta también fue una linda sorpresa. ¿Ok?

Mujer: Gracias.

Despedirse de un cliente

Hellinger: Cuando se acerca otro que tiene una pregunta o una duda, primero me tengo que despedir de la persona que había estado junto a mí. Porque ella en mí movió algo y ahora dejo que esto se asiente y la contemplo con mi mirada cómo se desplaza y desaparece. Y ahora me puedo dirigir a otro.

Interferir o confiar en un representante

Hombre: Quiero saber algo acerca de los secretos. Yo, como facilitador, trabajo en Japón. Los representantes jamás se mueven como aquí en Europa. No por sí mismos, no entran en el movimiento. Y también si no soy facilitador, si soy representante, siento lo mismo. Lo que siento es que todo es un secreto, que todo está tapado y nada se mueve.

Hellinger: Si te entendí bien se trata de que si interfiero o no.

Hombre: Por un lado quiero respetar estos secretos y por el otro no sé cómo manejarlos.

Hellinger: Con los secretos se trata de que uno mismo no se enfrenta a lo esencial. Y este secreto que el individuo no quiere saber sale a la luz a través de un representante. De ahí que es tan importante que en muchas constelaciones dejemos representar al cliente por otros. Muchas veces es así de que yo tenga una imagen de lo que realmente sucede en el interior de esa persona, pero no lo digo. Confío en un representante, entonces surge algo diferente a lo que yo había pensado y no se me permite intervenir de ningún modo. Es decir, la confianza en los representantes que realmente no saben nada acerca de ese individuo, se conecta con otra fuerza y en ese movimiento puedes confiar. Pero si yo interfiero según mis conceptos, el secreto se retira. ¿Contesté a tu pregunta?

Hombre: Sí.

Los grandes secretos

Hellinger: Gracias por la pregunta.

Ahora lo comparamos con el trabajo cuando se inició donde el facilitador iba moviendo las personas porque tenía una imagen de lo que tocaba hacer o de lo que era bueno hacer. Sí, tenía una buena imagen y muchas veces los resultados eran buenos, pero solo en un primer plano. Porque el resultado era en relación a relaciones cercanas, por ejemplo, entre hombre y mujer o entre padres e hijos. Aquí surge algo totalmente diferente, algo desconocido, algo que el cliente desconoce y también lo desconocen los representantes, y eso se remonta a muchas generaciones atrás, hacia otro tiempo de nuestras muchas vidas. Se remonta a las vidas anteriores de las personas con las que vivimos y se remonta también a asuntos pendientes inconclusos de ambientes culturales a los que nosotros pertenecemos.

Por ejemplo, a todo lo inconcluso del pueblo, de la nación a la que nosotros pertenecemos. Por ejemplo, Alemania. Lo inconcluso, lo que quedó abierto, lo de la última guerra mundial. Se remonta a los crímenes de los alemanes contra muchas otras naciones y la negación a la que asintió casi el cien por cien de los alemanes.

Y que el nacional socialismo en Alemania sigue vigente, sin interrupción. Esto se nota en arrogación de muchos que dicen “Así está bien” y donde otros se convierten en víctimas. Por ejemplo, yo. Y es incomprensible. Me dicen que soy nazi. Pero así es.

Y eso surge en una constelación, son secretos que salen a la luz a través de un trabajo. No hay país alguno que sea más intolerante con personas de distinto pensar que Alemania misma. No hay país más intolerante. Y ahí en una constelación de pronto topamos con secretos del pasado. Irrumpen directamente. Por ejemplo, en un curso hace varios años Sophie de pronto se sintió como una persona de Mongolia y de pronto todo el grupo fue abarcado por un movimiento que tenía que ver con estas invasiones de los mongoles por Europa. De pronto todos se sintieron conectados con ello y en todo el ambiente se generó un olor a cadáver.

Aquí no se trata de lo personal. Ahora en Hong Kong, se dio una constelación acerca de los japoneses, entre Japón y China. Nos percatamos de un gran movimiento que ahí se da. Y todos miran primero a los japoneses y solo después miran a los chinos, porque los japoneses excluyeron a los chinos asesinados de su alma. Y los chinos a su vez también. Pero son los muertos los que gritan, “por favor, de una vez, mírennos”. Y de esta manera las constelaciones familiares se expanden mucho más allá de los límites estrechos de la psicoterapia. Eso no lo pueden comprender. Pero los movimientos del trabajo lo muestran. Y esta constelación en Hong Kong concluyó con que los chinos miraron a sus muertos y entonces comenzó un movimiento de paz.

Ahora creo que agregué algo más a tu pregunta.

Las constelaciones son traicionadas por muchos consteladores

¿Cómo se sienten cuando digo cosas semejantes?

El trabajo en constelaciones familiares y todo lo que abarca es traicionado por muchos consteladores. Y la traición es que se mantienen en lo estrecho sin querer abrirse a la amplitud. ¿Cuál es mi actitud frente a ellos? Dejo que ellos se vayan. Cada quien en su camino. Así como yo he llegado a los límites en mi camino. Pude reconocer y ver lo que estuvo errado, y al reconocerlo me pude abrir la mirada y darme cuenta dónde seguía. De este mismo modo vosotros tendréis que llegar a esos puntos cruciales. Ahora estoy abierto.

El vacío creador

Hombre: Se trata de los órdenes y su importancia en las constelaciones de espíritu. Originalmente lograba tres órdenes: pertenencia, orden de jerarquía y la compensación entre dar y tomar. Ese tercer orden hace tres años que ya no lo mencionas tanto. Dices en tu libro que si el tomar lo abarcamos en toda su importancia, entonces desaparece ese equilibrio. Y me sucede algo similar con los dos primeros órdenes. Por ejemplo, ayer por la tarde en el grupo que se formó hubo un trabajo en el cual dos hermanas estaban en pleito, bueno aparentemente dos hermanas. La forma en que entraron en esta batalla no parecía ser de hermanos. Era más bien como una lucha entre dos pueblos. Si yo hubiera preguntado ¿qué estaba en desorden? Hubiera sido totalmente ridículo. Si entonces escucho que esos órdenes son leyes naturales, ya no lo puedo tomar así. A nivel sistémico existen esos órdenes y ahí estarán por siempre, pero a nivel del espíritu ya no tienen ese significado. Y mi pregunta es: ¿Esos órdenes se transforman en las constelaciones del espíritu? Y si seguimos enseñando las constelaciones, ¿tenemos que seguir retomando esos órdenes?

Hellinger: Lo dijo muy bien. Hace unas semanas desperté por la noche. De pronto me llegó una revelación: los órdenes del amor como yo los describí son herramientas. Son herramientas útiles para ciertos aspectos y para otros no. Lo que sí tuvo un impacto en mí, la fuerza creadora que tiene su efecto detrás de todo, solo la percibimos como vacía. Y si nosotros nos confrontamos con este vacío y si nos exponemos a él, se acaban los órdenes. Ya no tienen validez. Y aquí en este trabajo esperamos que llegue algo desde otro lado. Los órdenes del amor son un círculo bastante estrecho donde son de mucha importancia, pero entre naciones no tienen validez y fue muy importante que formularas esta pregunta. Creo que muchos de nosotros ahora estamos aliviados.