Bert Hellinger / Los textos citados son las transcripciones autorizadas por el mismo Bert Hellinger de sus entrenamientos y conferencias. Algunos son extractos de sus libros.

La Constelación Medial 1

MILÁN, marzo 2013

El tema es: la constelación medial. Lo demostraré. Empiezo con ello para que tengáis una imagen y estéis desde ya llevados a otra dimensión, la espiritual.

Para hoy, el título es “terapia corta medial”; los que quieran trabajar conmigo se pueden presentar.

A la 1° persona: Cierra los ojos. (Todos se centran). Dile a alguien interiormente: ahora es suficiente. (Pasa un rato). Te puedes ir a sentar.

… No tuve permiso para hacer más.

Cuando digo algo así a alguien, no necesito información. Recibo una indicación de lo que hace falta. Y lo digo. A la vez, lo he dicho a todos vosotros. Y lo podéis sentir si estáis abiertos interiormente, si podéis confiar en una fuerza espiritual. En cambio, si os movéis en un ámbito donde algo se HACE, como en las constelaciones convencionales, como cuando alguien viene a mí para que yo haga algo, y lo hago, entonces ¿al servicio de quién me encuentro? ¿Estoy acaso vinculado a una dimensión espiritual? ¿O soy como un perro adiestrado para hacer algo determinado, así como se han vuelto muchos consteladores? Y cuando el perro no obedece, recibe un puntapié. ¿Os suena esto?

Aquí me muevo en otro nivel. Y fue bueno que ella no haya reaccionado. Fue una lección para todos nosotros. Detrás de lo que hubo, está otra fuerza, de un modo eficaz y útil. Para todos fue bueno. Estáis avisados, aquí nos movemos en otro nivel.

A la 2° persona: ¿De qué se trata?

Todo (trabajo, dinero, salud, relación…) es difícil.

BH: ¿Dónde está tu amor?

Cierra los ojos. Te doy una frase que repites interiormente, tal cual. Todos vosotros podéis hacerlo. La frase es: ahora, me detengo ya.

(Pasa un rato) Sigue con los ojos cerrados. Te hago una pregunta, y a todos vosotros. No precisáis responder. ¿ A cuántas personas les va mejor, con esta frase? ¿Cuántas se encuentran ahora liberadas?

¿Cuál es el procedimiento en mí? Ni siquiera necesito mirar a la persona, pero estoy en sintonía con ella gracias a otra fuerza, fuerza sanadora, fuerza creativa.

…Tú allí, por favor no saques apuntes, has dañado a muchos en vez de colaborar. En esta dimensión, no hay ganadores que quieran ganarse algo para su ego. Aquí el amor va hacia todos igualmente, esta fuerza actúa directamente para cada uno. Si comunicas a alguien lo que has escrito, le dañas y a ti también. En aquel nivel, no hay juegos.

Cerrad los ojos, y os imagináis lo que en vosotros y en vuestras relaciones está a la espera de que lo soltéis y que lo dejéis irse para siempre.

Y una cosa más, ese síntoma que muchos tenéis, o sea los problemas, surgen a raíz de una posesión que no ha acabado, es decir, que otros espíritus de personas pasadas, tal vez incluso de vidas pasadas, nos ocupan ahora, por ejemplo a través de un síntoma. Podéis sentir qué síntoma se manifiesta en primer lugar. Le podéis rogar: por favor, dime quién eres. Y esperamos la respuesta. Le podemos también preguntar: ¿qué te liberaría?

Ahora, en vez de mirar a esa persona o síntoma, esperamos hasta ser cogidos directamente hacia ese otro nivel, donde esta persona que habla a través del síntoma, encuentra paz y sanación. Así, nos adentramos a otro recogimiento, a una fuerza recogida….

¿Qué se mueve dentro de nosotros? Encontramos una nueva salud, una salud universal que nos vincula con muchos. En aquel nivel, con muchos otros miramos a otro mundo, más allá de nuestro mundo, miramos saludables. Miramos a esa fuerza con impotencia, más allá de nuestros deseos. Iguales a todo lo demás, iguales a todos los demás, iguales sin “yo”.

A la 3° persona: ¿De qué se trata?

De una relación de pareja que no funciona más.

Te doy una frase para decirle, y vosotros también podéis decirla, con apertura, sin cruzar manos ni piernas, sin dejar los ojos abiertos por miedo a que pase algo, o por miedo a perderse algo!!

La frase que me vino es tú eres mejor. Cuando esta frase te haya salido bien, solamente cuando te haya salido bien, le puedes decir otra: ahora somos iguales.

¿Qué tal os va con las constelaciones mediales? Hasta ahora, no he hecho ninguna constelación familiar, en este nivel ya no es necesario. Pero si fuera el caso, lo demostraría también con una constelación.

Quiero decir algo sobre esta dimensión. La constelación empezó con la observación de que los representantes se encontraban en contacto directo con las personas que representaban, sin saber nada de ellas. Aquí, yo también me he conectado con cada persona, a veces sin hacer preguntas.

Pero anteriormente, se veía con mucha claridad. ¿Cómo podían los representantes conocer esa información, y de acuerdo con ella comportarse de un modo determinado, sentir y percibir? Estaban conectados con otro nivel de consciencia, por encima de nuestro nivel habitual.

Al principio de las constelaciones, muchos consteladores intervenían, yo también, porque no estaba plenamente consciente del alcance tan amplio de este otro nivel. Por cierto, muchos consteladores se comportaban como psicoterapeutas, de la manera siguiente: dime cual es tu problema, yo te busco la solución. Esto era una relación de tú y yo. Como en la terapia. Y había también un concepto de lo que era bueno y de lo que era malo. Todo esto, lo sumo en mi primer gran libro “Los órdenes del amor”. El contenido de este libro es de gran ayuda.

Aquí, no necesito referirme a estos órdenes. En las constelaciones del espíritu, o con más precisión en las constelaciones mediales, me muevo más allá de estos órdenes, en otro nivel. Y esto asusta a muchos de los que estaban acostumbrados a las primeras constelaciones. También asusta a los que hacen una formación de constelador, que lo practican como una profesión y que se mueven aún en el ámbito de las constelaciones del pasado. Sin embargo, es de gran ayuda conocerlas, y poder experimentarlas. Las constelaciones de antes siguen teniendo su lugar. Pero un lugar provisional. Aquí, yo las llevo a otro nivel.

Muchos de los que están atados a las antiguas constelaciones se sienten cogidos por un miedo profundo cuando oyen hablar de este movimiento hacia otro nivel, pero no podrán evitar este movimiento, porque el futuro está en otra parte. Los de vosotros que estáis en una formación, os llevo conmigo a ese otro nivel.

¡A todos los que no han oído hablar de ello, os llevo ya directamente a ese otro nivel!

Después de una constelación familiar.

El objetivo de este movimiento es: el mismo nivel para todos.

¿Preguntas sobre lo que hemos visto?

P: Con esta nueva manera de proceder, ¿quiere decir que lo de antes, las individuales, las figuritas, ya no es válido?

BH: ¡Acabo de demostrar una CF con representantes!

P: ¿Entonces todo permanece como antes?

BH: No todo. Lo decisivo se muestra SIEMPRE en seguida. Aquí, hemos visto todo, en seguida. La frase que le he dado contenía todo.

Cliente: No consigo mantenerme sola (económicamente).

BH: Di interiormente “me lo he merecido”…. Aquí lo dejo.

De su parte, eso era un juego. Y de mi parte también. En aquel nivel, el juego termina.

Cliente: Tengo artrosis y una deformación de las manos.

BH:… no me viene ninguna frase. Y respeto esa señal…..

He recibido una frase para mí: “¡lo has hecho bien!”. Sí, recibimos feedback, más allá de todo juego.

Cuando andamos con el movimiento del espíritu, se permite solo la seriedad y la entrega completa, y la disponibilidad para caminar sobre un camino diferente. Esto me exige, y de vosotros también si queréis entrar en sintonía con él, la REVERENCIA. ¿Ante qué? Ante la vida y la muerte.

Fue importante ver lo que se vio aquí, nos vuelve prudentes, y termina de esta forma el “hazlo por mí”.

(Se sienta un hombre a su lado).

BH: Me viene una frase curiosa: “¡ay qué pena que te reconocí tan tarde!”

(El hombre llora).

BH: Cuando indago en esta frase, dentro de mí y en mi vida, me vienen las lágrimas.

Lo espiritual tiene fuerza, sin ser malo.

Diré algo sobre el término “medial”. No se puede traducir al italiano, por eso he propuesto otra cosa, que también en alemán suena bien: GUIADO POR OTRO NIVEL.

Así abandonamos el nivel de las constelaciones convencionales. Y quisiera demostrar las constelaciones mediales en relación con terapia breve medial. Se trata aquí de terapia, es decir, en el contexto de la enfermedad.

Cliente: Síndrome post-traumático.

BH: No sé lo qué es. Pero lo constelaremos.

(Escoge representantes para ella y otra mujer, una queda de pie y va avanzando; la otra tumbada se aleja rodando por el suelo).

Basta, lo he mostrado todo. Ambas representantes estaban vinculadas con un nivel diferente, sin saber de qué se trata. Ella sabe, y es suficiente.

Estas constelaciones mediales no necesitan una demanda. Lo demostré en detalle en Bolzano. Hay un vídeo que permite seguirlo.

Lo que aquí trascurre es tan denso que necesitamos tiempo para entenderlo. Es de gran ayuda que sea filmado. El que quiere profundizar, puede volver a mirar el vídeo, para ser llevado a otro nivel en lo que siente y ve, de un modo sanador. Pedí al equipo de filmación traer aquí los vídeoss de Bolzano para daros la posibilidad de verlos. Aquel curso y el de aquí se complementan.

BH a un cliente: ¿Qué en tu vida te frena?

Cliente: La parte derecha.

(BH escoge a dos hombres para el cliente y su parte derecha. La parte derecha se da la vuelta, el cliente retrocede).

BH: ¿Tiene la parte derecha algún futuro? No, porque el cliente retrocedió.

¿Tienes hijos? (El cliente dice que no). Ese movimiento fue idéntico. ¿Ves la relación?

… Esto lo ha conmovido. De esta forma, algo se ha puesto en movimiento y alcanzará la meta.

¿Qué presupone en nosotros la terapia breve medial? Presupone una cosa, que andemos hacia ella. Eso es todo.

Haremos un ejercicio con todos. Cerrad los ojos.

Mirad a vuestro alrededor a un círculo de personas al que pertenecéis, y descubrís a alguien que espera de vosotros una palabra. A veces se trata de un niño. La palabra que espera esta persona es la siguiente, y cuando os la digo la repetís a esa persona desde la profundidad interior: “Sí”.