Bert Hellinger / Los textos citados son las transcripciones autorizadas por el mismo Bert Hellinger de sus entrenamientos y conferencias. Algunos son extractos de sus libros.

La actitud fenomenológica del terapeuta

Grenoble, Francia, Febrero 2001

Pregunta: ¿Se puede evaluar la terapia de las Constelaciones Familiares?

Bert Hellinger: si por evaluar quieres decir si existe un protocolo que se puede repetir sabiendo de antemano el resultado que va a producir, pues no. Esto es válido para la Física, la Mecánica, la Medicina o el Conductismo.

La actitud fenomenológica en terapia significa lo siguiente:

El terapeuta se expone a un nuevo contexto, a un cliente sentado a su lado. Estoy sentado y me dejo impregnar por la situación. Percibo, estoy centrado en mí y percibo, estoy centrado en mi percepción. Veo al cliente pero sin mirarle mucho, empiezo a percibir algo, sigo centrado en mi, en lo que me viene internamente, en lo que percibo, el cliente me habla, pero no le escucho mucho, me dejo impregnar, entiendo a medias, estoy centrado en mi, abierto a todo, a todo lo que se me muestra, me impregno, sin intención, pues no se si es bueno para el curarse, así que no tengo ninguna intención, sobre todo no tengo miedo a lo que puede surgir, ni tengo miedo a lo que podrán comentar sobre ello. Me expongo a la situación hasta que algo se muestre.

Y de repente, algo fulgurante, brevísimo, una imagen, una palabra, lo sé, es eso. Inmediatamente después desaparece. Si dudo, si tengo miedo, si no confió en ese instante de claridad, ya no volveré a recibirlos. Es muy breve, es un fragmento del conjunto, es lo que tengo que hacer ahora, sin pensar en después, confiando.

Trabajo con esa imagen sin saber lo que voy a hacer después. Después, me vuelvo a centrar en mi mismo y espero hasta saber cuál va a ser el segundo paso. Al exponerme a la situación algo se hace claro de nuevo.

El terapeuta está en la oscuridad, esperando un flash, lo sigue y de nuevo está en la oscuridad y de nuevo recibe un flash y así continuamente, hasta que ya sienta que no puede, no debe ir más allá.

Necesitamos tener mucha confianza en fuerzas que están por encima del terapeuta. El terapeuta no puede decir que ha hecho algo, es algo dado, regalado, él ha transmitido lo que le han entregado.

Este método es muy humilde, al final el terapeuta se tiene que retirar, sólo debe ir hasta donde se le permite, hasta donde recibe luz.

Pregunta: ¿Hay que hacer constelaciones completas?

Bert Hellinger: no, rotundamente, no. La eficacia está en hacer sólo un trocito de camino y confiar en el alma del cliente. El terapeuta debe renunciar a controlar el resultado. Este método necesita de un entrenamiento a la humildad, la paciencia y el saber retirarse al final. No preocuparse por el resultado. Sería nefasto para el cliente. Llamo a esto minimalismo: centrarse sobre un tema importante, sobre una sola cosa, todo lo demás se resolverá sólo si realmente he centrado bien el problema.

Pregunta: ¿Y si el cliente quiere algo más?, ¿necesita algo más sobre su tema?

Bert Hellinger: tú te haces la pregunta ¿le va a dar más fuerza o menos fuerza seguir trabajando? Piensa en un árbol, si sanas las raíces del árbol, influenciarás todo el árbol, si te dedicas a cortar ramas o sanar el follaje quizás consigas que el tronco se pudra…

Traducción de Brigitte Champetier de Ribes