Bert Hellinger / Los textos citados son las transcripciones autorizadas por el mismo Bert Hellinger de sus entrenamientos y conferencias. Algunos son extractos de sus libros.

Reflexiones

Extractos del taller de Bert Hellinger en México
Marzo 2016

Reflexiones del segundo día del entrenamiento con Bert Hellinger:

El Padre. Mi Padre.

El Padre es la fuerza decisiva. El lugar del padre, del hombre, amado y reconocido por la mujer, es un lugar que sirve al amor, a la familia, a la vida. Así los hijos también lo pueden mirar y tomar. Así también los hijos pueden tomar del padre, del hombre, la fuerza para salir hacia la vida, salir al mundo y tomarlo todo. Ahora Papá, lo tomo todo de ti.

El Silencio

No decir, no intervenir.

La posibilidad que surge de no decir el tema, de no saber quién representa a quién, de sostenernos en un lugar de humildad y de respeto, nos mueve lentamente hacia lo decisivo. Algo decisivo para quien es el que constela, y tal vez, para otros que observaron dentro de sí mismos, esos movimientos decisivos, mientras estaban al servicio de alguien más.

El tiempo. El peligro de ser rápido.

Las Constelaciones Familiares requieren tiempo. Es un tiempo que lleva a mirar el movimiento decisivo. Al yo ser rápido me pierdo a mí mismo y pierdo al otro. Lo rápido no sirve a la vida. Yo no trabajo con rápidos. El rápido es peligroso. El rápido no puede ser un constelador.

¿Qué miedos o nudos me ponen en un tiempo acelerado? ¿De dónde proviene la intención y la pretensión de mover algo que no me corresponde? ¿Qué es aquello no resuelto detrás de lo rápido? ¿Hacia dónde miro como rápido, o más bien, de qué huyo en el afán de ayudar o de ayudarme a mí mismo? Miro tal vez hacia la muerte y huyó de mi propia vida. Huyo del Amor que la genera.

Las pérdidas tempranas de mamá me angustian al extremo de querer resolverlo todo, ya. De una forma que parece inocente, me apuro. Pero en realidad, solo me pierdo y pierdo al otro. El rápido presiona y espera movimientos que sólo se pueden generar desde una fuerza mayor, sin prisa.

La Humildad y el Respeto.

Es necesaria la humildad y el respeto por el otro, por el tiempo del otro, para ser un Constelador. Las Nuevas Constelaciones Familiares son posibles cuando somos pequeños. Al tomarte a ti, papá, me pongo en el lugar de un pequeño.

En las Nuevas Constelaciones Familiares observamos con respeto y dejamos que lo decisivo se haga presente. Dejamos, sin intervenir, sin decir, en el silencio del que mira, cómo una fuerza más grande lo mueve todo tal como es. Y luego, tan solo lo olvidamos. Así le sirvo a la vida.

Sobre la adopción

Toda adopción que excluya a los padres, lleva a los hijos a mostrar rabia contra sus padres adoptivos. Hay que darle un lugar a los padres, hay que honrarlos con amor. Hay que agradecerles, más allá de todo juicio de valor.

Apuntes de Oscar Nieto, Ecuador