Bert Hellinger / Los textos citados son las transcripciones autorizadas por el mismo Bert Hellinger de sus entrenamientos y conferencias. Algunos son extractos de sus libros.

Entrenamiento internacional en Badreichenhall, Alemania

2 a 6 de noviembre de 2014
Adaptación de la transcripción ofrecida por el CUDEC, México

Noviembre 2, 2014

Las constelaciones familiares han pasado a otros niveles. Sophie y yo lo pudimos vivenciar en el gran curso en México [en verano], y me alegro que los organizadores de ese evento se encuentren entre nosotros.

Lo que hemos logrado en los últimos tiempos es un conocimiento más profundo de los guiones de vida. Para quienes esto es nuevo, explicaré algo.

Averigüé –en realidad ya hace bastante tiempo– que cada uno de nosotros sigue un hilo conductor particular en la vida. Existe una sensación sobre cómo debe trascurrir su vida. Esto comienza desde los 5 años de edad. Ahora Sophie y yo lo hemos podido experimentar más.

El guion de vida muestra dónde están nuestras limitaciones; y si sabemos más acerca de este, podremos superar muchos obstáculos. En primer lugar, en lo concerniente a una relación de pareja. Muchas relaciones se limitan por los guiones de cada uno de sus integrantes. En el momento en que conoces tu guion, puedes lograr un cambio. A lo lejos para ellos brilla una felicidad diferente.

Eso último, por supuesto, vale también para los hijos. Los padres sufren mucho por la conducta de sus hijos y, ¿quieren entonces saber cómo hacer para salir de esta limitación? Sucede cuando sabemos algo más sobre ese guion.

¿Alguno de ustedes tiene un hijo difícil? Pueden venir hacia aquí…por supuesto, si tienen el valor para hacerlo…

Recientemente hicimos un curso para los niños y sus padres. Pusimos a los niños presentes uno al lado del otro. A unos hermanos que integraban el grupo les preguntamos: ‘¿qué numero haces tú en la familia… eres el primero, el segundo, el quinto, el séptimo?, y ¿cómo te sientes cuando expresas ese número? ¿Te sientes bien o no tanto?’ En esta configuración era evidente que el representante del hijo no sabía qué lugar ocupaba en su familia.

Con un ejercicio pueden probarlo en ustedes mismos preguntándose: ¿qué lugar ocupas tú en tu familia?, ¿con ese número y en ese lugar te sientes bien o te falta algo?

Yo ahora voy a contar del 1 al 20, muy lentamente, y tú permites que cada número tenga un efecto en ti, y sientes con qué número te sientes mejor. Ese número sería el lugar que te corresponde en la línea de hermanos.

Esta mañana me formulaba esta pregunta, ¿para quién mueren los guerreros realmente? Todos por SU MADRE. Y, ¿quién puede salvarlos? EL PADRE.

Entonces esto que yo digo es de largo alcance:

¿Cómo superamos nuestros guiones de vida? Sobre todo, a través de nuestro padre.

Muchas veces en nuestros cursos hemos visto que los padres quedaron excluidos. Es vitalmente importante que se les traiga de regreso… Ellos, los PADRES en primer lugar, son nuestros SALVADORES.

Aquellos que han perdido a temprana edad al padre, dicen a la madre: ‘él me hace falta’. Tal vez la madre diga al hijo: ‘mi padre también me hace falta’; y su madre le dice, ‘a mí también el mío me hace mucha falta’. Y de repente estos hombres muertos surgen y vienen a la luz y dicen: ‘nosotros seguimos estando… estando siempre al servicio de la vida’.

¿Cómo ordenar a la sociedad sin padres de nuestros tiempos? Llevándola otra vez hacia una sociedad de padres que tienen permiso de seguir estando.

Todos nosotros aprendimos algo: el análisis de los guiones, ahora me doy cuenta, es una llamada a los padres faltantes. Cuando ellos aparecen y están, y nosotros podemos dirigirnos a ellos con amor profundo y respeto, encontramos finalmente toda nuestra felicidad.

Sophie Hellinger concluyó con lo siguiente:

Inconscientemente te sientes bien con tu círculo. Pero ve más allá y encuentra el círculo de los que no son de tu género y mira a esos familiares que no han sido mirados. De esta forma, los padres también giran en su círculo y ven a los familiares que faltan. Si sientes que compites con otra mujer aunque ni lo quieras, entrégate a otra fuerza que junto contigo vaya en busca de los hombres que nunca tuvieron oportunidad de estar por muchas generaciones. Y cuando ese o esos hombres tengan permiso de surgir, porque nunca antes lo tuvieron, miras una nueva luz en el camino de tu vida y la batalla con las sombras se termina.

Y cuando las mujeres miran a otras mujeres sin envidia, sin evaluarlas… tú algún día puedes decir: ‘estoy tan orgullosa de ser mujer’. Así te sientes mejor en el círculo de mujeres y tenemos un futuro lleno de promesas por delante. Un nuevo acontecimiento a nivel mundial: dirigirse hacia [ellas] y extender la mano, es la clave. El amor de una mujer hacia otra. Entonces, ahí es cuando el hombre tiene permiso de ser como es. Puede ser grande y diferente, simplemente maravilloso. Gracias a los hombres, gracias a los padres, gracias a las mujeres y gracias a la madre, nuestra madre y todas las madres.

Noviembre 3, 2014

Quiero decir algo acerca de la muerte: cuando miramos la naturaleza, las plantas y los animales, para mi es lo mismo que si miro al ser humano. Todos vienen de otro lugar. Todo aquello que está ahora ya estuvo antes. Cada planta, cada animal, cada ser humano… la muerte es una transición con pequeños cambios. ¿Cómo te sientes con eso?

Tras la configuración de los guiones de varios participantes del seminario, Bert concluyó con esta idea: Muchos de los guiones son una carga, pero otros son una fuerza. Lo siento con mi propio guion, es una fuerza. Pero no diré cuál es… eso me da fuerza.

Los padres

¿Cuál es la verdad detrás de la así llamada preocupación por un hijo? El hijo crece más allá de sí mismo, de repente se vuelve grande y orgulloso y entonces dice: ‘yo por ti’.

Ese es el movimiento fundamental de toda tragedia.

Yo miré muchas tragedias de Shakespeare, por ejemplo. Todas las grandes tragedias terminan en muerte, la de un hijo, por ejemplo, que dice ‘yo por ti’. Sophie dice que estos son los héroes. Son los que se quedan sin padre y todos ellos siguen a la madre, como valientes, hasta la muerte.

¿Cómo se sienten cuando digo esto?

¿Cuál es ahora el tema de este curso?, ¿quién es el que de golpe aparece en primer plano? En el primer plano, quienes salvan vidas son los padres.

Noviembre 5, 2014.

Lo primero a notar en la constelación que configuro ahora es que no pregunto el asunto ni lo que sucede. Yo no configuro a la persona, elijo a los representantes que no saben nada del cliente confiando en el campo. No se dice nada y todo sale a la luz.

¿Qué fuerza está en acción aquí? Ninguna fuerza que nosotros conozcamos.

Los representantes no saben nada, son guiados desde otro lugar. Imagínense que yo pregunte: ‘¿cuál era su problema?’. Entonces, ¿dónde hubieran terminado ellos? Las constelaciones familiares confían completamente en los representantes, sin que se diga nada.

Noviembre 6, 2014.

Quiero decir algo acerca de las constelaciones familiares. Tienen una larga historia y como también lo pudimos ver aquí, las constelaciones familiares se independizaron.

Ahora cuando alguien tiene un pedido y nos pide le ayudemos y configuremos a su familia, ¿qué hacemos entonces? Yo no le pregunto cuál es su asunto. No lo quiero saber. No hace falta, porque en la constelación sale a la luz, de una manera sorprendente.

Ayer, por ejemplo, lo pudimos ver en las constelaciones que hicimos de relaciones de pareja. Están ahí el hombre y la mujer, sin que yo les pregunte. Configuro una representante para la mujer, uno para el hombre y luego comienza una constelación, sin haber dicho ni una palabra. El hombre de repente está en otra dimensión, ya no es el mismo. Es el hombre que está sentado aquí a mi lado, pero sin querer nada, sin intención alguna, y se mueve tal como es llevado por el campo. Lo mismo sucede con la mujer. Y entonces, en pocos minutos todo sale a la luz. Se ve si esa relación tiene futuro o no. Yo no sabía hacia dónde se dirigía, los representantes no sabían, ni la pareja tampoco.

La constelación estaba en otro nivel, puesta en movimiento por fuerzas creadoras, sin que salga nada a la luz, sin poder asirlo. Esas son las nuevas constelaciones familiares, sin preguntas, sin objetivo. Todos los participantes son llevados a otro nivel.

¿De qué nivel se trata? Para mí es como un poder creador. Repentinamente, el resultado es una intervención creadora. Esas son las así llamadas Nuevas Constelaciones Familiares; y las así llamadas constelaciones familiares tradicionales, en las que alguien quiere poner orden por la fuerza, pasaron.

¿Qué sucede entonces con el constelador, con el facilitador, que interviene?

¿Tiene alguna imagen?

¿Puede tener alguna imagen o se encuentra al servicio de otra cosa y la única palabra que conoce es ‘sí’?. Como si una fuerza divina dijese que se haga.