Bert Hellinger / Los textos citados son las transcripciones autorizadas por el mismo Bert Hellinger de sus entrenamientos y conferencias. Algunos son extractos de sus libros.

Bert HELLINGER

Ávila (España) febrero de 2016

1ª parte

Hace poco estuve en un curso en Viena y repentinamente tuve la sensación de que las Constelaciones familiares provenían de otro lugar. Lo mismo siento aquí. De esa forma a todos ustedes los llevo hacia algo nuevo ¿de acuerdo?

Bien. Muy simplemente, de momento, ¿quién tiene un asunto especial, personal, para el que busca una solución? Levante por favor, la mano aquel que tenga un asunto.

¿Cuál es tu asunto?

Mujer 1: Mi relaciones con el corazón.

B.HELLINGER: ¿Qué pasa con el corazón?

Mujer 1: Que no encuentro el amor.

B.HELLINGER: Vi que cuando decías esto, estabas mirando hacia arriba. El amor sólo se encuentra abajo.

Necesito una representante para ella.

A la representante: Sitúate aquí y permítete ser movida por algo desde tu interior, sin intención propia.

¿Qué vemos?, en lugar de mirar hacia arriba, ella mira a una muerta.

No hay nada de que reírse, es una cuestión de muerto.

Necesito otra mujer (Mujer 2).

Bert a la MUJER 2: Colócate delante de ella.

Necesito a otra mujer (Mujer 3).

Bert a la MUJER 3:Acuéstate de espaldas a su lado.

A la Mujer 1: ¿Puedes seguir viviendo?

No.

Necesito cinco mujeres más. Lo mismo, sitúense tumbadas a su lado.

(A la Mujer 1) ¿Cuantos niños has abortado?

MUJER 1: No, ninguno.

B.HELLINGER: y todos muertos, y ella (la representante de la mujer 1) no se anima a mirar hacia allí. Acuéstate tú también, donde quieras.

Necesito un hombre (Hombre 1). Al hombre: permítete ser movido.

Necesito otro hombre (Hombre 2). Sigue el movimiento.

Varios de los representantes que están tumbados en el suelo comienzan a gritar.

Aquí me pregunto: ¿cuántos niños olvidados y abortados hay aquí en éste grupo? ¿Cuántos están a la espera de poder regresar?

Y nosotros aquí juntos, nosotros, ahora tomamos en nuestra alma todos los muertos que esperan (silencio) .

Y pienso en los muchos muertos de la guerra civil en España.

¿Puedo yo hacer algo por ellos? No.

Simplemente los tomo en mi alma. ¿Y cómo están ellos entonces? ¿Cuándo no ha habido manipulación para ellos?

Veo otra imagen extraña: las dificultades que España está pasando en estos momentos, proviene del hecho de que nosotros aún estamos esperando a estos muertos.

¿Quién es el que los tiene sobre todo en su propio corazón? No lo digo, pero yo los tomo en mi alma, y cuando miro ahora por aquí, todos ellos están presentes.

Dirigiéndose a los participantes de la constelación: Bien. Muchas gracias a todos.

Los participantes regresan a su sitio.

Durante el desarrollo de la constelación se ha podido observar cómo han comenzado a darse reconciliaciones. Al final, algunos de los representantes descansan en el suelo, abrazados.

Propongo ahora formar pequeños grupos, cuatro o cinco personas, e intercambiamos sobre lo que nos ha movido de lo que acabamos de ver.

*******

Aquí, en las Nuevas Constelaciones, trabajan otras fuerzas, y de ésta manera continuaré con ustedes, y les llevo a ustedes a otro nivel del amor.

¿Qué sucede ahora con las Constelaciones Familiares? Con las C.F. cuando planificamos algo, ordenamos algo que podemos comprender, tal como nosotros pensamos que es la manera correcta.

Las C.F. provienen de otro mundo; ¿cómo podemos entonces nosotros corresponder? Permitimos ser guiados por una constelación y ella proviene desde otro lugar; y luego nos concentramos, nos permitimos ser guiados por otra fuerza, tal como pudimos ver aquí también. Estas Constelaciones Familiares tienen algo muy especial, se despliegan y repentinamente sentimos que somos uno con muchos otros.

Cierren los ojos.

Permanecen algunos minutos con los ojos cerrados, mirando a muchos muertos que les están esperando a ustedes.

¿Cómo se sienten ahora? ¿Se sienten mejor?

A través de las Constelaciones Familiares nos esperan muchas cosas especiales; ¿cómo? Con amor.


La forma de hacer constelaciones que he mostrado aquí, es una forma de constelar diferente a la que hacía antes, y es una forma sencilla, muy sencilla; sólo tenía que permitir que sucediera, yo tenía poco por hacer; y sin embargo, algo sucedió. Esta forma de C. F. proviene de otra dimensión, no proviene de la psicoterapia por ejemplo; es mucho más. Incluso para aquellos que ya practicaron las Constelaciones Familiares de distintas maneras, es sencillo, más sencillo. Entonces en un trabajo así ¿qué puedo hacer yo? Permito que suceda, porque proviene de otra dimensión del amor.

*

En una constelación que hice, el cliente, me dijo que su hijo era esquizofrénico. Cuando su tiempo pasó, solo estuvo presente durante un día, (aclaración de la traductora: se trataba de una mujer). Entonces después de aquel día me dijo que había recibido una noticia de parte de su hijo esquizofrénico: él se sentía bien.

¿No es una hermosa constelación? Otro mundo.

*******

Y ahora continuamos con las C.F, ¿alguien tiene un asunto?

Hay una mujer (Mujer 1) sentada junto a Hellinger para constelar.

Necesito una mujer. Sube una mujer al escenario (Mujer 2) y se queda de pie.

Tú (refiriéndose a la Mujer 1, te sitúas frente a ella (Mujer 2).

¿Quién representaba aquí a la madre?

Mujer 1: Ella (Mujer 2).

B.HELLINGER: (dirigiéndose a la Mujer 1) Ahora, arrodíllate.

Poco a poco, se va desarrollando un movimiento de aproximación, de la hija (Mujer 1) a la madre (Mujer 2). La madre ha permanecido quieta todo el tiempo, permitiendo el camino de la hija hacia ella. Al final, la hija llega a la madre y se abrazan.

Bien, ¿Cómo te sientes ahora? Vi que al principio estabas confundida, porque ahí eras tú la grande. Ahora, tú eres una mujer. La madre sigue siendo la madre.

MUJER 1: Muy bien porque yo quería constelar con ella (se refiere a su madre).

B.HELLINGER: Pide a la Mujer 1 que se vuelva a levantar: Sitúate ahí. Necesito una mujer para su hija (Mujer 3: La hija de la Mujer 1).

También hay un hombre en el escenario (Hombre 1).

Tú eres el padre de ella (Pareja de la Mujer 1, padre de la hija 3).

Habla con la Mujer 1: ¿dónde está aquí el problema? ¿Con la niña? El problema es con el padre de la niña. La niña se alejó de ti.

Te acercaste a él (Hombre 1) como antes lo hiciste con tu madre: con soberbia.

Para la niña tú estás perdida, y para su padre lo mismo; pura soberbia.

La hija mira hacia el otro lado, y el padre también se aleja de ti.

(…)

Habla con la Mujer 1: Dices a la hija: “Ahora me retiro”

La Mujer 1, dice la frase.

No sirve, de todas maneras perdiste a la hija. ¿Lo puedes ver?

Aquí lo dejo, gracias a todos.

Todos se sientan.

Movimiento interrumpido con la madre

Quiero decir algo acerca de las madres; en esta constelación: por un lado la hija y al otro lado la madre, hice una observación llamativa: la hija no va hacia la madre.

Muchas veces la hija no va hacia la madre; entonces, está aquí la hija (señala a un lado del escenario) y aquí la madre (señala al lado opuesto del escenario); y permitimos que la hija se acerque a la madre; y sólo con un esfuerzo muy grande, la hija puede dar un paso hacia la madre, y luego otro pasito. El camino de la hija hacia la madre a veces toma toda una hora. Sólo entonces puede llegar a la madre, y mi observación es que ella tuvo una experiencia de separación de la madre; por ejemplo cuando la niña estuvo mucho tiempo en la clínica y no podía llegar a la madre, luego al llegar a casa no puede acercarse a la madre con amor.

Entonces la experiencia de la separación de la madre durante los primeros años de la infancia más o menos hasta los 5 años, hace que la hija no pueda acercarse a la madre. La madre tampoco puede hacer nada.

Eso se ve muy a menudo en una familia. No es que alguien sea malo, no es que la madre sea mala, al contrario, ella espera a la hija. Pero la hija internamente dejó a la madre.

Cuando la hija logra llegar a la madre, llega la felicidad.

Ahora les contaré algo hermoso.

Cierren los ojos.

Nos imaginamos que estamos a un lado y en el otro lado se encuentra la madre, y luego esperamos, y luego intentamos dar un pequeño paso hacia la madre; esto solo se logra con pasos muy pequeños. Luego, cuando se llega a la madre, podemos permanecer junto a la madre toda la vida.

Quiero decir algo importante, ¿están de acuerdo? Mi observación es que aquel que no logra hacer este movimiento, porque hubo una separación temprana de la madre, lo que le pasó a esa mujer, tampoco logra acercarse a la pareja. Es decir, el movimiento amoroso de una mujer o un hombre hacia su pareja se logra únicamente si se consigue un movimiento amoroso hacia su madre. ¿Dónde nos espera el amor? Siempre nos espera junto a la madre.

Cuando sabemos algo acerca de algo tan bello como lo que acabamos de explicar, les explique también como se logran las C.F. ¿Cómo logra un facilitador, ¿cómo logra el amor hacia la madre del cliente o la clienta? Ese es el secreto de la felicidad.

¿Alguna pregunta sobre esto?

Sube un hombre.

HOMBRE: me cuesta ir a la madre.

B.HELLINGER: tengo una mirada externa: quieres ir hacia la madre sin el padre; y esa es la gran pérdida.

¿Bien?

El hombre asiente, y el público aplaude.